TOD@S LAS MUJERES: por qué queremos alzar la voz en un 25 de Noviembre por las mujeres inmigrantes?

Paradójicamente desde un Acoge cada vez resulta más complejo hablar de características o aspectos comunes a la idea de “mujer inmigrante”,  especialmente a la luz de tantas reflexiones que rodean a los actos de un 25 de Noviembre.

                Cada día pasan por nuestra casa muchas personas con nombres de mujer que resultarían más o menos desconocidos o difíciles de pronunciar para la ciudadanía autóctona, que si bien ya se ha habituado a la presencia de personas de distintas procedencias en nuestro contexto social,   el encuentro cotidiano dista mucho a nuestros ojos  de  ser una verdadera convivencia de ciudadanía diversa e intercultural.

Pero estábamos  hablando  de mujeres,  de Auroras, Biancas,  Claudias,  Denitsas,  Elaines, Fátimas, Gerganas, Helenas,  Irinas,  Julianas ,  Katias,  Lidias y Lidiyas,   Marías, Nadias,  Olgas,  Pavlinas,  Rakias,  Svetlanas,  Teresas, Ujjwalas , Vanias, Wafas,  Xiomaras, Yahairas, Zulemas….  Ante tanta diversidad no sería justo hablar de un perfil.  Los proyectos  y realidades migratorias son igualmente tan diversos que quedan simplificadas bajo la idea de las motivaciones laborales o el acompañamiento familiar.

                Así como se está dando en España una fuga de talentos por la falta de oportunidades para muchas personas jóvenes altamente cualificadas, también es un hecho la minusvalorización y pérdida de talento cuando mujeres con dominio de al menos cuatro idiomas y altas competencias profesionales se esconden tras un contrato de empleada de hogar, entre los fogones de  cocina tradicional castellana,  o alrededor del miedo de la situación jurídica irregular.

Enlazamos  rápidamente con  una idea muy básica, la violencia de género no discrimina, no entiende de nombres, no pregunta colores,  ni siquiera es necesario tener tarjeta sanitaria para ser o no ser víctima… ¿Entonces, por qué queremos alzar la voz en un 25 de Noviembre por las mujeres inmigrantes?

En datos oficiales las mujeres inmigrantes víctima de violencia de género se sitúan alrededor del 25% del total de víctimas, en los últimos informes nacionales se cita un 36 % de casos activos protagonizados por mujeres extranjeras. En cuanto al perfil del presunto maltratador el 13% son hombres extranjeros.  Para llegar a estos datos se analiza información  de los juzgados, y/o situaciones  del servicio telefónico 016. Por desgracia es bastante probable que las cifras reales sean incluso más altas al sumar situaciones escondidas  o no identificadas  y las historias protagonizadas por inmigrantes nacionalizadas  también en España.

Sin lugar a dudas se da una relación directa y potencial entre la igualdad de género y la prevención de este tipo de violencia.  Trabajamos la autoestima, el empoderamiento, la formación prelaboral y laboral, la coeducación y la corresponsabilidad,  la ciudadanía…

Será grato en unos años ser más optimistas, sólo que hoy, recordando  algunas historias concretas es difícil ver los avances para este colectivo. ¿Qué  valoramos entonces como  específico y  de necesaria intervención   en los procesos de resiliencia, de crecimiento positivo,  de las mujeres inmigrantes atrapadas por este mal tan global?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: