LA AUTOESTIMA ¿CREAMOS UN CUENTO?

El día 4 de Noviembre, el Grupo Arco Iris y nuestra compañera Carmen Muñumer, acompañadas de Paulina y Rosa, se sentaron juntas para participar en el Taller de Autoestima organizado desde el programa de Fomento de la Participación Social de la Mujer.

PRESENTACION DEL CUENTO

La propuesta fue muy bien recibida por las participantes, ¿que os parece crear un cuento entre todas?…. un cuento donde se conjugue un/una Protagonista con las características físicas que creamos que la definen, alta, baja, rubia, morena (en un rato lo descubriremos), valores y aspectos de su personalidad, y muy importante en esta historia ¿Que quiere hacer? ¿Qué quiere conseguir? ¿cuales son sus proyectos? ¿qué tendrá que hacer para conseguirlos? ¿es un cuento o es una realidad?

¿LO COMPARTIMOS?

CUENTO PARA LA AUTOESTIMA.
CREADO POR LAS MUJERES DEL GRUPO ARCOIRIS. 04 Noviembre 2014.

Maria Celeste era una niña pequeña, morena con ojos saltones y grandes pestañas dobladas hacia el horizonte. Miraba el mundo con curiosidad y por ello hacía muchas preguntas. Como niña extrovertida, le sacaba los zapatos de tacos a su madre, se disfrazaba y pasaba tiempo y tiempo frente al espejo. Disfrutaba bailando y bailando y sus rizos se movían al ritmo de la música imaginaria. En esos ratos se podían escuchar sus risas de niña feliz sin temor a nada. Crecía sintiéndose protegida, acompañada y cuidada.

Le gustaba mucho el colegio, y al crecer, también estudiar, ayudar a sus padres. Como pequeña mujer inquieta también solía afanar con las cosas de la casa y los cacharros de la cocina. Siempre quería sentir que hacía las cosas por sí misma. Valorada por todos, se daba a querer y decían de ella que era muy cariñosa y bien educada. Se imaginaba de mayor que algún día sería ella la que escribiría los cuentos que le leía su madre.

Creciendo, creciendo en ese mismo ambiente de color azul clarito de vida de niña feliz, fue probando distintas cosas de la vida siempre deseosa de participar y no dejar volar ninguna oportunidad…Todo quería intentarlo.

En el instituto hizo muchas amigas y amigos, en muchos casos pretendientes que no lograban hacerse con su corazón. Pensaba más en seguir aprendiendo y descubrir cada día cosas nuevas. Muy amiga de sus amigos, muy estudiosa… consiguió pronto ese primer sueño y empezó a estudiar Periodismo.

Seguía siendo muy coqueta, jugaba cada día con la ropa pues sus padres tenían una tienda y escogía allí las cosas que más le gustaban. Seguía dedicando buenos ratos a sus morenos rizos y cada día lucía un estilo diferente. Como mujer que ya era, conservaba esos ojos despiertos de niña preguntona y esa imagen serena que dan las personas que se sienten felices.

Algunos días, por ayudar a otra personas, cuidaba unos niños pequeños y era entonces cuando podía volver a jugar como cuando era pequeña y ponerse tacos de mentira y bailar toda la tarde.

Maria Celeste encontró el amor. No era un chico cualquiera, era el adecuado, el príncipe azul de su vida, por eso se enamoró. Tenían una relación muy bonita y la vida le sonreía en todos los sentidos.

Un día cualquiera, al empezar la semana, al llegar a la facultad para las clases, uno de los profesores más importantes le hizo llamar a su despacho.
Maria Celeste sintió inmediatamente algo que se removía en su estómago, unos nervios muy especiales. Sabía que le tenía especial aprecio, por consejo suyo había escrito ya algunos artículos que fueron muy bien valorados.

No se equivocaba nada con sus nervios….

Era un proyecto muy importante, una sola plaza en España para una alumna de periodismo, y era ella. Cubrían todos sus gastos y todos sus sueños. La respuesta tenía que ser inmediata, a lo sumo tres días. Tenía que viajar a China.
Nerviosa, preocupada, indecisa, contenta, orgullosa, llena de dudas… Un montón de cosas le pasaban a la vez. Tenía ganas de decir que sí y que no.

Con algo más de información y una carpeta con muchos papeles salió del despacho caminando por el edificio como todos los días, pero todo era diferente. Le llovían sin control muchos recuerdos. Llevaba bajo el brazo el proyecto que siempre había soñado, la niña que quería ser la autora de muchos cuentos… y a la vez algo muy nuevo, tenía miedo.

Un lugar desconocido, otro idioma, las costumbres, estar lejos de su familia, enfrentarse a todo tan diferente… Hasta miedo a fracasar y no saber llegar o no llegar a lo que realmente se quiere…

Se acordó rápido de la mamá de los niños que cuidaba, que llegó hace años desde otro país y de repente se dio cuenta de que ahora de verdad la entendía. Pensó también en otras personas que viajaron antes, como sus abuelos que se fueron a Alemania para dar mejor futuro a su madre.

Cuando llegó a casa fue imposible ocultar que traía algo importante. La noticia causó sorpresa y admiración. Orgullosos de ver hasta dónde había llegado su hija y a la vez el miedo y la tristeza de pensar en no tenerla cerca.

A su madre enseguida le vino a la mente la imagen de la niña que quería ser protagonista y autora de todos los cuentos y le dijo: Hija, tienes que ir, tienes que probarlo. Y ella se sintió mucho más tranquila con solo escucharla.

A la hora de contárselo a su novio era ya una noticia con la decisión tomada. No sabía por donde empezar porque ¡habían hecho tantos planes juntos!
El chico se quedó parado, como si se hiciera de noche de repente, sin saber que decir y ¡tan pálido! Hablaron y hablaron toda la tarde y decidieron seguir hablando como pudieran cuando ella viajara, escribirse llamarse…

Por dentro Maria Celeste sabía que estaba a punto de empezar otro baile y que él quizá no sería capaz de acompañarla en la distancia, pero por dentro ya sonaba música… ¡Un viaje a China!

Creado por GRUPO ARCOIRIS 4 Noviembre 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: